La pandemia por COVID-19 ha generado en la población, el interés por ciertos temas relacionados a la salud y la industria farmacéutica. Tal es el caso de la reciente propuesta para frenar la pandemia, a través de una vacuna que ha despertado la atención en el mundo. 

Esta situación ha llevado a muchos a pensar cómo es que funcionan estos medios de protección a nuestra salud, que tienen años entre nosotros protegiéndonos de tantas enfermedades a lo largo de la historia. Por ello es importante mantenerse informado para poder  comprender en qué consisten, y entender que la respuesta natural de nuestros cuerpos a las vacunas son parte de un proceso.

Primero hay que conocer cuál es la forma en que nuestro organismo se defiende de las enfermedades. Cuando los gérmenes o virus entran en nuestro cuerpo, suelen atacarlo y reproducirse en él, a esto le llamamos infección y es la causa de la enfermedad. El organismo tiene en el torrente sanguíneo distintos tipos de glóbulos blancos para defenderse. Entre estos los linfocitos T que son llamados “Células de Memoria” y linfocitos B que entran en acción si el organismo se vuelve a encontrar por segunda vez con una infección ya conocida.

Básicamente las versiones de las vacunas tienen material del virus atenuado, porciones del virus (proteínas) o una versión modificada del virus, para que el organismo genere Linfocitos B y T al ponerse en contacto con estos y generen memoria de cómo combatir al virus autentico. Esto provoca que estemos listos para combatir el virus, sin embargo, este proceso puede tomar unas semanas por lo que es vital cuidarse hasta que el organismo pueda estar listo para defenderse por sí mismo.

Es probable que tengamos algo de fiebre o algún malestar relacionado con la vacuna, pero ningún síntoma realmente fuerte. Todo esto es la preparación de nuestro sistema inmunológico, proceso que terminara aproximadamente dos semanas después de haber recibido la ultima dosis de su vacuna, teniendo en cuenta que algunas toman hasta dos dosis.

Debemos entender que la vacunación responsable y completa es parte de la estrategia para salir de esta pandemia o de cualquier otra enfermedad, que puede ser una amenaza no solo para nosotros sino para los miembros mas vulnerables de nuestra comunidad.

Related Posts

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *